Moringa - Moringa oleifera 25 semillas

Es un árbol caducifolio. Presenta rápido crecimiento. Su rusticidad lo hace muy fácil de cultivar. La moringa tiene una amplia gama de usos.

Más detalles


3,00 €

5 artículos disponibles

Los clientes que compraron este producto también han comprado...

Moringa oleifera, conocido como moringa, ben, es un árbol originario de norte de India. Crece en casi cualquier tipo de suelo, incluso en condiciones de elevada aridez estacional, lo que hace de esta planta un recurso para las poblaciones que habitan en estas zonas.

Es un árbol caducifolio. Presenta rápido crecimiento, unos 3 m en su primer año pudiendo llegar a 5 m en condiciones ideales; adulto llega a los 10 o 12 m de altura máxima.  Florece a los siete meses de su plantación. Las flores son fragantes, de color blanco o blanco crema, de 2,5 cm de diámetro.

Produce vainas colgantes color marrón. Las semillas de color marrón oscuro, con tres alas.

Su rusticidad lo hace muy fácil de cultivar.

La Moringa tiene propiedades antioxidantes, cardiovasculares, antiinflamatorias, digestivas, desintoxicantes…y ayuda a la salud mental, endocrina y al sueño. Todas las partes de esta planta favorecen la salud.

 

Tiene una amplia gama de usos entre ellos:

El sabor de la moringa es agradable y sus partes se pueden comer crudas, especialmente las hojas y flores (que son de color crema y aparecen principalmente en épocas de sequía, cuando el árbol suele perder las hojas) o cocidas de varias formas (por ejemplo en guisos). Las flores son ricas en carbohidratos y tienen un buen sabor. Las hojas pueden usarse para hacer jugos y tienen un gusto suavemente picante (una mezcla entre berro y rabanito). Además da fruto en forma de vainas que, estando verdes, se pueden cocer y tienen gusto parecido a las judías o chauchas, cuando están maduras se hierven con un poco de sal, se abren y se extraen las semillas ya listas para consumir, de sabor parecido al garbanzo y también se pueden tostar. Las raíces son comestibles, parecen zanahorias pero de gusto picante.


Riego: este árbol es muy resistente a la sequía, pero por el contrario sus raíces se pueden llegar a pudrid y recibe exceso de agua continuado (ya sea por riego o por lluvias) y el suelo no tiene buen drenaje.


Temperatura: su tempertura ideal de crecimiento está entre los 22 y los 35 ºC. Puede resistir puntualmente temperaturas más bajas (incluso heladas no muy fuertes) y temperaturas por encima de los 40 ºC.

 

Suelos y sustratos: la moringa prefiere suelos ligeros, con buen drenaje y ligeramente arenosos. Aunque la moringa no es exigente en cuanto a materia orgánica y puede crecer muy bien en suelos pobres, es recomendable que cuando siembres añadas una capa de unos 2 cm de compost orgánico o de humus de lombriz.


Marco de siembra: deja un espacio de 30 a 40 cm entre semilla y semilla. Si se va a cultivar en maceta, ésta debe tener una profundidad mínima de 30 cm.

Luz: este árbol crece mejor en zonas donde pueda recibir la luz directa.


¿Como sembrar moringa?

  • Se pueden sembrarr directamente en el suelo o en macetas. Haz agujeros de no más de 5cm de profundidad, riega ligeramente y pon la semilla, tapa sin apretar y vuelve a regar ligeramente con cuidado. Es importante mantener el suelo ligeramente húmedo (sin excesos) durante unos 7 a 10 días.

 

  • Otros prefieren dejarlas en remojo 24-48 horas e introducirlas en un tupper con una servilleta húmeda. Lo dejan tapado y vigilan la aparición de hongos, ya que son susceptibles a ellos. Transplantan una vez aparecen los brotes.

 

 

Carrito  

Sin producto

Transporte 0,00 €
Total 0,00 €

Confirmar

PayPal